Teresa descendió por la calle Luisa Cáceres. Desde su apartamento hasta la Casa Boulton, debió tardar cinco minutos (esa era la costumbre), pero, aquel día, no hubo rutina ni cronómetro en mano. Al ritmo de los otros transeúntes, siguió avanzando hacia el casco histórico de Pampatar. En bajada, fue componiendo el escenario. Su aproximación a la plaza, le indicaba que estaba llegando a la primera parada.

https://clubdeescritura.com/convocatoria/iii-concurso-historias-la-calle/leer/1277910/espejismo-5/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Welcome.

Products in Cart

Your Cart is empty. :( Go see our products or talk with us!

TotalBs.0,00
X